miércoles, 5 de junio de 2013

Sonisphere 2013 - 31/05/13 Rivas




Por fin llegó el esperado día, el Sonisphere está aquí de nuevo y esperamos ansiosos por disfrutar en directo de un buen cartel de bandas, sobre todo el plato fuerte de la noche, los ilustres Maiden.

Cabe decir que una vez más hay que repetir la cantinela de siempre: son las bandas el punto fuerte del festival y la organización es la parte negativa. No puede ser que hagas un festival en un auditorio en lo más profundo de Rivas y no te molestes en indicar en la web horarios de medios de transporte, disposición de autobuses para llegar o volver, etc.

Tampoco es admisible que se empeñen en acaparar la parte principal del escenario para la gente que está dispuesta a tirar su dinero (sí, el dichoso Black Circle). No es de recibo la zona tan grande que nos roban, para que encima nunca llegue a llenarse (ni siquiera con Maiden llegó al lleno completo). Aparte del peligro que supone estar justo delante de una valla y que te empujen desde atrás.

Espero que aprendan de ejemplos a seguir como Bon Jovi, que en su próximo concierto en el Calderón el 27 de Junio van a actuar sin cobrar, dada la situación de este bendito país.

En fin… entrando en lo musical, un servidor se plantó allí ya a las 6 para poder ver a Newsted. Y para nada me arrepiento, fue lo que esperaba, un Jason entregado completamente, muy zumbado, dándolo todo a las voces (se dejó las cuerdas vocales en el micro). Buena interpretación de los temas de su EP y de Whiplash, sin duda la canción que más agradecimos los presentes, pudiendo ver algunos pogos a plena luz del sol. A destacar Soldierhead, que ya me pareció un temazo en estudio.

Después de Newsted, aparecieron por escena Ghost, momento que los presentes aprovechamos para tomar unas birras y cenar algo (sí, picando el sol…) con la idea de coger posiciones para lo que se avecinaba. De Ghost… comentar que resultó muy curiosa su puesta en escena, la estética, su sonido oscuro y el hecho de que no pegara ni con cola verles de día. Sus letras, algunas en latín, tampoco ayudan.

Y por fin… el momento esperado de la noche… la Doncella! Con el auditorio abarrotado en general (algunas calvas en el Black Circle), empieza el plato fuerte con un público volcado desde el primer momento. Momentos de tensión y de mantener posiciones ante la avalancha de gente queriendo abrirse hueco. De Maiden decir que para mí el set-list fue impresionante, me alegro de haberles pillado en la reedición de su mítico Maiden England, la puesta en escena muy buena, como siempre, con montón de cambios de telón de fondo, escenario ambientado en la estética del 7th Son of a 7th Son, el bueno de Bruce con diversos atuendos, iluminación, fuegos, nuestro querido Eddie en escena… Entrañable.

Como siempre, la actitud de todo el grupo excelente, Bruce enorme frontman, siempre en movimiento, interpretación musical del grupo excelente. Lo negativo…Bruce estuvo bastante flojo a las voces, está claro que los años no pasan en balde para nadie, se comió muchísimos agudos, más de los que esperaba. Y el sonido algo flojete en los primeros temas.

También como nota negativa para mí, la actitud de muchos oyentes, que hacen que atender al concierto sea un desafío. Maiden, al igual que pasa con otros grupos como Metallica, se han convertido en grupos seguidos por gente demasiado fanática. En mi opinión, Maiden no es un grupo con el que haga falta hacer pogos o incordiar a los demás. Tampoco es necesario recitar de memoria todas las letras, incluso las intros pregrabadas de algunas (sí, hecho verídico).

Después de la Doncella, llega el que para mí era el otro gran plato fuerte de la noche, Anthrax. Llevaba mucho tiempo queriendo verles en directo, no son un grupo que se deje caer a menudo por España y encima son muy impredecibles (quiero pensar que veremos un disco más por su parte). Pero sin duda para mí fueron el concierto de la noche. Una hora escasa que se me pasó volando, con un grupo entregado al 200%, un Belladona inconmensurable, frontman incansable y con un nivel a las voces que me hizo pensar seriamente si este tío ha hecho un pacto con el diablo y hasta le ha puesto condiciones.

Benante en la batería aporreando como un chaval de 20 años, sólo había visto zurrarle así a los bombos a un tal Lombardo… Scott Ian enorme en los coros, imparable de un lado a otro del escenario… El set-list muy correcto, predecible porque sólo tocan temas de Belladona. Tocaron los clásicos esperados y dos temas del último, In the End (que fue un homenaje a Dio y Dimebag Darrel) y Fight ´Em Till You Can´t, sin duda lo mejor de su último álbum e impresionante en directo. También hubo un pequeño homenaje al recientemente fallecido fundador de Slayer, Jeff Hanemann (DEP), al introducir un fragmento de la mítica Reign In Blood en I am the Man (temazo!). Además interpretaron TNT, cover de AC/DC, con motivo del EP de versiones de clásicos publicado recientemente, muy agradecida por el público.

Respecto a la actitud del público con Anthrax, me llama la atención comprobar que bastante gente debió aprovechar su actuación para cenar, ya que hubo más gente en Avantasia que con ellos. También me parece lamentable que el Black Circle estuviera semi lleno y la gente parada, y que los pogos que se dieron estuvieron en una zona muy alejada (un servidor se planteó seriamente unirse a ellos, aún a riesgo de perder mi sitio, qué envidia me dieron!). Una vez más, se pone de manifiesto lo infravalorada que está esta pedazo de banda.

Y tras el brutal despliegue de los neoyorquinos, aparece nuestro querido Megadave, con la difícil tarea de mantener el elevado listón dejado. Hay que decir que no lo consiguieron, en una de las actuaciones más flojas que les recuerdo (a riesgo de ser censurado en el blog jejej), con Mustaine muy flojo a las voces, en bajo estado de forma. Desde el primer momento, con Trust y Hangar 18, ya tuve la sensación de que las tocaban con un tempo más lento, tal vez admisible en Trust, pero convirtiendo Hangar 18 casi en un medio tiempo. El set-list correcto, teniendo en cuenta el poco tiempo disponible y que presentan nuevo disco (metieron dos temas de Super Collider). De los clásicos, me encantó Sweating Bullets, porque ahí Mustaine la bordó, como siempre.

El concierto ganó enteros según avanzaba y parece que Mustaine se iba enchufando, aunque esta vez creo que el protagonista fue Chris Broderick, muy volcado con el público.

A destacar, el buen sonido al que nos tienen habituados, un buen repertorio, que los temas nuevos sonaron bastante bien, y la puesta en escena, con pantallas que iban mostrando vídeos de cada tema, algo muy de agradecer y que dio un gran colorido.

Y para terminar… Avantasia. Solamente presencié un par de temas, ya que ya llevaba unas cuantas horas de metal sobre mis huesos, por lo que cedo el privilegio de valorar su actuación a Maka, el único miembro del staff presente (a costa de que el resto del staff se quedara casi dormido esperándole en el coche jeje).


video
video
video

video video video video video video

video
video
video
video
video

2 comentarios:

Hugo dijo...

Pedazo de crónica "as usual" MegaDave!. Y el más rápido del staff. Comparto la opinión sobre Megadeth. Anthrax han ganado valor desde su pedazo de actuación. Me sorprendieron y mucho. Avantasia de lo poco que vimos me gustó muucho el sonido y la puesta en escena. La voz de Tobias genial. Iron Maiden una gozada. Los puntos flojos la voz de Bruce y el sonido en los primeros temas sobre todo en los vocales. En lo demás impecables. Mis temas: the trooper, Aces High!

mk dijo...

Vaya, me levanto para hacer la crónica y aquí la tengo calentita,jeje. Se agradece MegaDave, porque para lo corto que fué el festival tuvo mucha y buena chicha, difícil de plasmar en unas líneas, y como siempre, lo has conseguido. En el plano extramusical, a destacar que el BlackCircle es una de las mayores patochadas de la historia de los conciertos, que espero que no volvamos a ver, aunque lo dudo. El tema de organización , puestos, barras, autobuses, horarios….”excelente” como siempre, por los siglos de los siglos. El sonido, quitando en Maiden, fue en ciertos momentos y conciertos es-pec-ta-cu-lar. Y el público, para mi sensacional, después de la decepción ante la impasividad de la gente con Metallica el año pasado, para mí fue un gustazo estar rodeado de peña que se moviese y corease cada tema (se me oye en alguno de los vídeos,jeje). Pogos, berreos, cuernos….siii,jeje. Una cosa que me llenó de satisfacción: segundos antes de los Maiden había un muchacho a mi lado literalmente temblando de la emoción.
Punto y a parte merece la tan esperada y ansiada reunión de todo el staff técnico de BlackPerseo, muy grandes chicos!!
En cuanto a los grupos:
Iron Maiden: DIOSES, lo son y lo serán siempre, por eso cada pequeño fallo se magnifica más, y los fallos de sonido o voz, no emborronan una actuación a la altura de estas leyendas. Los años se notan un poco, pero sólo un poco.
Anthrax: Brutal conciertazo de energía, temazos y actitud, lo que nos hemos perdido todos estos años sin sus visitas!
Megadeth: Set list atípico que no consiguió enganchar al público y escasa voz del líder, pero los Mustainistas perdonamos cualquier pequeño borrón del maestro: él decide cuando y como lo da todo, cuándo estás cansado, él da besitos y se va haciendo air-guitar, amén. La vuelta de Ellefson, Broderick y la puesta en escena, lo mejor.
Avantasia: Como fan del proyecto para mí era uno de los conciertos imprescindibles del festival, y como se pudo comprobar, la gente que no aguantó hasta el final, ejem ;), se perdió una velada del metal más exquisito difícil de olvidar. Como se vieron obligados a recortar su concierto, la tropa de Tobías tuvo que concentrar los mejores temas y dar lo mejor de sí en un show que será recordado por todos los presentes, por ser la primera vez que pisaban terreno patrio y por dejar una sensación de proyecto único e irrepetible que perdurará con los años. Interpretación perfecta, conexión, magia. Con tan sólo 6 discos en el mercado se permitieron el lujo de tocar casi sólo temas de los tres primeros, todos y cada uno de ellos auténticas joyas. El elenco de invitados (Michael Kiske, Eric Martin, Bob Catley, Ronnie Attkins…) lo dió todo y Tobías rayó a gran altura en lo vocal. Cuando logras reunir en tus discos a leyendas como Klaus Meine, Biff Bifford, Alice Cooper, Markus Grosskopf, Michael Kiske, Kai Hansen, Joe Lynn Turner, Rudolf Schenker…. el resultado es indudablemente sensacional, y que la calidad quede plasmada en el directo sea cual fuere el intérprete de turno es lo que le da el crédito y el sello de calidad a Avantasia.
Nos quedamos con ganas de más, casi de ir a Barcelona a repetir,jeje. Scream for me Madriiiiid!!!