lunes, 15 de abril de 2013

Hamlet - Sala Rock Kitchen 13/04/13

Fecha: 13/04/13
Sala Rock Kitchen (antigua Ktdral)
Hora: 21,00.



Tenía ya ganas de conocer en directo a Molly & company y ver cómo se las gastan estos chicos. Y sin duda, la experiencia no ha podido ser mejor. Fui al segundo de los concis que daban, viernes y sábado, para los cuales podías comprar una entrada única por 18 pavos (eso sí son precios).

Se trataba de un conci de los que me gustan, en sala pequeña, íntima, en la que puedes estar casi en primera en fila sin necesidad de esperar largas colas. De hecho, esa fue una de las cosas que me sorprendió, acostumbrado a ver a grupos de renombre: la gente no entró a coger sitio en su mayoría hasta cuarto de hora antes de la hora prevista. Eso me dio la ocasión de apurar algunas birras en una tasquita enfrente de la sala, atestada de metaleros también apurando, y a precios muy asequibles.
Eso sí, en el momento que empezaron a tocar, la sala estaba abarrotada y un servidor afortunadamente se encontraba en tercera fila.

El repertorio, en sus dos horas de duración, consistió en tocar íntegramente el Syberia (se hizo mención del disco de oro conseguido tras vender 40.000 copias de este álbum, momento emotivo para la banda), tras la interpretación de dicho álbum, tocaron en su mayoría de su disco negro. Hay que decir que el día anterior habían tocado íntegro el Insomnio y parte del Inferno, posiblemente mejor repertorio que el del sábado.

Sólo decir que Molly es un peazo frontman que lo dio todo en todo momento, se metió al público en el bolsillo e hizo justicia a una banda muy infravalorada, con un repertorio muy extenso y bueno y un sonido muy potente. Tuvo detalles que hicieron ver la humildad del grupo, sorprendidos de ver la sala hasta la bandera y a todo el mundo cantando sus canciones. 

A nivel musical, buena interpretación de los temas, Molly poderoso a las voces, únicamente algo perruno el sonido, los agudos de las guitarras no se oían bien, mucha presencia de los graves, pero eso en parte es fallo de la sala y en parte característica del sonido del grupo.

  video video video video
 
Para remate final, el momento en que de repente miro detrás de mí y veo que el público se ha abierto en dos y hay un camino libre detrás de mí. ¿Era posible que fuera a haber un Wall of Death?? Inmediatamente me pegué al grupo más cercano que pillé y me quité de en medio. Pero no, no se trataba de eso, si no de que… Molly se había metido entre el público, por un lateral de la sala! Y cuando se dio la señal, un remolino de gente fue a por él y se vio metido en un pogo, como un fan más, durante una canción, convirtiendo la sala en una auténtica fiesta.

Previamente, hubo también momento zarandeo, con uno de los guitarras siendo llevado en volandas por el público e incluso momento grupi, cuando Molly sacó a cantar a una hembra de la primera fila.

video


En fin, que no se puede pedir más a una noche de sábado: dos horas de conciertazo, entrada muy asequible, ambientazo, pogos… los 14 pavos que más a gusto he pagado en mucho tiempo, metalbrothers!

Excelente calentamiento para el Sonisphere que se avecina…

Set List: 


    1.Aislados
    2. Dame una señal
    3. Para toda una vida
    4. Mi inmortalidad
    5. Tiempo
    6. En silencio
    7. Desaparecer
    8. Contraproducente
    9. Inestimable
   10. Resucitar
   11. Serenarme (en la desolación)
   12. Imaginé

Encore:
   13. Vivo en él
   14. No me arrepiento
   15. Desesperación
   16. No soy igual
   17. No lo entiendo
   18. Esperaré en el infierno
   19. En mi nombre
   20. Limítate

Encore 2:
   21. Egoísmo

domingo, 7 de abril de 2013

¿Hacia dónde vas, Power Metal?

No fuimos pocos los inverbes muchachos los que nos iniciamos en el metal con las míticas bandas del género más melódico y fantástico del metal: el Power Metal. Sus características, ya de sobra conocidas, no pasaban inadvertidas para toda una generación que en los 90 venía del rock calimotxero, el grunge o incluso el bacalao. Melodías pegadizas, voceras sobrehumanos, virtuosismo guitarrero, y temática fantástica te agarraban de la camiseta para adentrarte en un mundo que parecía no tener fín.



De aquella época aún sobreviven las grandes bandas del género, pero alarma un factor común que, personalmente, esta afectando a todas ellas: aquella magia, aquel boom de originalidad y calidad, se está tornando en (ciertos casos) discos, formaciones y directos en los que no se reconocen la chispa ni la calidad que atesoraron, lo que hace aún más grande si cabe, la época dorada de éste fantástico subgénero. Podemos encontrar casos en los que el chicle se ha estirado hasta el infinito, sin ninguna novedad o aliciente para el fan de toda la vida pero que no quiere oír el mismo disco toda la vida. Y el caso opuesto, en el que la banda evoluciona hacia unos discos o cambios de estilo, realmente poco afortunados. Ni tanto ni tan calvo. Ni estancarse ni reinventarse hacia el bostezo.

Reconozco mi personal "pérdida de vista" de algunas bandas debido a estos factores, por lo que no se trata de una opinión objetiva, pero que me hace plantearme si algún día estas bandas ofrecerán un resurgimento de lo que fueron, y no siguen por el camino de sacar disco por sacarlo, y continuan viviendo de los clásicos conservados en la máquina del tiempo.


Llegó la hora de los ejemplos concretos: Helloween, tras la (medio) buena época Deris hasta el Keeper III, tengo la sensación de estar oyendo el mismo disco tras los 3 últimos lanzamientos: más caña en las guitarras, y algún temazo suelto.No volverán las joyazas, pero junten los buenos temas en un sólo disco y el oyente lo agradecerá. GammaRay, el caso de estiramiento de chicle más descarado, con plagios de melodías, autoplagios de temas propios, giras con Helloween y trabajos con ex-Helloween (Unisonic)...tito Kai, necesita algo más. Stratovarius, cuyos cambios de formación nos ofrecen cierto soplo de aire fresco, pero que no acaban de realizar obras completamente brillantes (caso Helloween). Sonata Arctica, desde el Unia ofrecen un estilo difícil de reconocer dentro del genero alejado de sus obras maestras, un grupo que llegó a ilusionar y se perdió por el camino. Edguy, una banda joven y con ganas que aportó chispa, pero que se ve ahogada por el éxito de Sammet con su proyecto Avantasia (el cual sí mantiene el nivel y para mi es la gran apuesta del genero en el presente y en el futuro). Rhapsody, a la espera del rumbo que nos ofrecen tras la división interna. Hammerfall, nunca fueron los más rápidos ni los mejores, ahora tampoco. Blind Guardian (si se los puede meter en este género), se perdieron en la complejidad del A Night, a la espera de su regreso  al cuasi speeed-metal.Otras bandas como Angra, Nightwish, Primal Fear, Kamelot, Lost horizon, Freedom Call...ha corrido más o menos suerte, pero no  las tengo tan controladas.


Si Maiden, Judas, Metallica... volvieron después de periodos en el desierto con enormes discazos, yo tengo la esperanza de que este género vuelva a tornarse mítico y sea la referencia para el heavy metal que algún día fue y que nos hizo disfrutar y permanecer por siempre jamás en el HEAVY METAL UNIVERSE.