jueves, 24 de octubre de 2013

Volbeat-24/10/2013-La Riviera-Madrid

Sensacional concierto el ofrecido ayer por estos daneses ayer en Madrid como parte de su gira de su útlimo trabajo de estudio. Un grupazo que lleva una corta, pero extraordinaria trayectoria, y que se ha dejado ver muy pocas veces por España, y ayer se desquitaron con creces con su mezcla de metal-rockabilly-far west pero sobre todo con su cercanía y simpatía, la cual no dejaron de derrochar en cada momento.
Iniciaron la velada unos Iced Earth que dejaron buen sabor de boca, pero reconozcamoslo, no era un telonero para la ocasión, y el magnifico nuevo voceras y la endiablada mano derecha de Jon Schaffer no lograron enganchar a un público que si despertó en cuanto Michael Poulsen, cantante de los Volbeat, salió a interpretar el último tema de los Iced Earth con ellos.













La espectación ya estaba creada, y la banda al completo no tardó en dar al público lo que ansiaba. Una ristra de estupendos temas fue gratamente adornada con una actitud y simpatía que pocas veces he visto en una banda de rock, con sinceras sonrisas y complicidad con el público, interactuando en cada momento y dejando una cercanía como solo algunas bandas primerizas parecen demostrar con su público. Michael Pulsen se metió al público en el bolsillo desde el primer momento con su cara de estar disfrutando a tope, y parando la primera canción a los 10 segundos: "i can´t hear you", fué el único reproche de la noche (aparte de no sabernos las canciones de Johnny Cash,jj), y después fué un no parar de quedar genial con el público. El bajista no paraba de hacer gestos y cantar, siendo el más "pirado" de todos. El batería, solo visto tras la actuación, entregó todo lo entregable al respetable. Y el flamante nuevo guitarra Rob Caggiano dió ese toque de calidad técnica de la cual adolece un pelín la banda danesa, lo que le da un equilibrio perfecto. La banda fué presentada como los nuevos Anthrax más 3 tios nuevos (lol), y  entre lingotazo y lingotazo de Jack Daniels comenzaron con sus temas más conocidos, intercalando algunos de su nuevo trabajo, el cual (opinión personal), ha bajado el listón de calidad de sus tres discos anteriores, y aunque fueron bien recibidos, cometieron el (único) error de dejar la mayoría de éstos para los bises, dejando el final del concierto algo frío al no terminar con ningún clásico. Como puntos álgidos de la actuación quedaron: los pogos en los temas rápidos, los oouuuoohhhhss coreados por todo el público, la emotividad de Fallen dedicada a su fallecido padre, el detalle con las féminas en uno de los temas al invitar a que se levantasen a hombros de sus chicos, la improvisada gramola que se montaron al interpretar las canciones que les pedía la gente: Motorhead, Napalm death, Iron Maiden,Elvis, Judas Priest (tras intercambiarse la camiseta con un tío del público), la firma de algún disco al final, la versión corta y gutural de Evelyn, la camiseta homenaje a Jeff Hanneman....
Un sonido estupendo y una interpretación exacta de los temas (quitando en algunos tonos altos), hizo que el concierto fuese de calidad y que esperemos su próxima visita (quizá este verano?) con ansias. Oooouuoooohhh!!!
video


video